Aportación voluntaria al capital social

  • Interés del 1,75%, revisión anual por decisión de la Asamblea General
  • Capital disponible con tres meses de preaviso
  • El capital se queda en la cooperativa hasta que la persona socia pide el retorno
  • Todo el capital tendrá el mismo interés
  • Pago de los intereses anualmente a finales del mes de enero
  • Primera fase de la emisión: Aportación mínima de 100 € – máxima 5.000 € (en múltiplos de 100 €). Inicio 18/10/2017, finalización 25/10/2017
  • Segunda fase de la emisión: Transcurrida la primera semana, si no se ha cubierto el importe total de la emisión, el límite máximo pasará a ser de 100.000 €
    • El límite máximo de aportaciones al capital social es de 100.000 € por persona socia. Por lo tanto, hay que contar todas las inversiones en el capital social voluntario que se hayan efectuado con anterioridad (quedan excluidos del recuento los títulos participativos y la Generación kWh). Por ejemplo, si un socio/a ya tiene invertidos 25.000 €, el importe máximo que podrá invertir en esta ocasión es de 75.000€.
  • En condiciones excepcionales el Consejo Rector puede decidir devolver el dinero más rápidamente
  • Modalidad abierta hasta alcanzar la emisión total de 5.000.000 €

Factores de riesgo (económicos, jurídicos y técnicos) que debe tener en cuenta antes de hacer su aportación:

  • Todas las inversiones se harán en proyectos de energías renovables, es decir, proyectos a largo plazo
  • Las condiciones meteorológicas varían cada año y influirán en la producción real
  • En según qué proyectos los trámites administrativos pueden retrasar la puesta en marcha
  • La inflación anual quizás varía al alza o a la baja respecto la prevista en nuestro modelo de cálculo (2%)
  • Incremento del coste de mantenimiento respecto al previsto
  • El dinero invertido no está cubierto por el Fondo de Garantía Bancario gestionado por el Banco de España
  • Som Energia, como cualquier otra empresa, podría llegar a entrar en suspensión de pagos. En esta situación, la orden de pago del dinero pendientes sería: primero las deudas con la Administración, luego los trabajadores/as, después los créditos y préstamos, luego los títulos participativos, el capital social voluntario y, finalmente, el capital social obligatorio.

Le recomendamos que sólo invierta ese dinero que no prevéis necesitar a corto o medio plazo y que repartir sus inversiones entre los diferentes instrumentos y entidades existentes para disminuir los riesgos.